Una joya escondida al sureste de Madrid

Una joya escondida al sureste de Madrid

Nunca imaginé que a solo 41 kms de Madrid, un pueblecito tan poco conocido del Sureste pudiera encerrar tanta historia y tanta belleza. Yo hace muchos años que ya descubrí Colmenar de Oreja por motivos familiares, pero todavía muchísima gente me pregunta que dónde está.

Porque es una joya poco conocida en nuestra Comunidad y una escapada muy completa y fácil para disfrutar en familia y con niños, hoy os voy a contar todo lo que podéis ver en esta localidad a escasos 5 kms de Chinchón.

Cuando llegues a Colmenar si vas con niños, intenta aparcar lo más cerca posible de la Plaza Mayor. Esto os facilitará mucho para que no se cansen demasiado, pues las principales visitas están en torno a esta bonita plaza.

El centro neurálgico de Colmenar de Oreja es su Plaza Mayor. Una típica plaza porticada castellana con la particularidad de que sus edificios se apoyan en columnas de piedra blanca de Colmenar. La piedra caliza de Colmenar es muy famosa y ha sido utilizada en monumentos como la Puerta de Alcalá, el Real Sitio de Aranjuez, la Catedral de la Almudena o el Teatro Real.

En la Plaza podrás encontrar también el Ayuntamiento y la Casa de Pósito, el granero comunal.

En los balcones de la plaza verás que hay restaurantes con mucho encanto. A pie de plaza hay bares y ahora en verano también terrazas en la zona central donde puedes desayunar o tomar un aperitivo y los niños pueden correr y desfogarse sin peligro. (Luego hablaremos de los manjares que no puedes dejar de probar cuando visites Colmenar).

A solo 100 metros, y desde la Plaza Mayor, verás la imponente Iglesia de Santa María la Mayor, en cuya torre, sacristía y portadas intervino Juan de Herrera, el arquitecto de El Escorial. Además, si accedes a su interior, podrás ver los frescos que Ulpiano Checa donó a su presbiterio.

Muy cerca de la Iglesia, podrás visitar también el Convento de la Encarnación, del S.XVII.

Volvemos a la Plaza Mayor para tomar una de sus salidas, la del Camino del Cristo, que nos conducirá en pocos segundos a un enclave donde encontraremos justo de frente el Museo de Piedra. Este museo, es un museo homenaje a todas aquellas personas que han vivido trabajando la piedra o la tinaja. Allí podrás ver una gran cantidad de trabajos, herramientas y utensilios de cantería. Además cuenta con una reproducción a escala de un horno de cocer tinajas totalmente funcional, diferentes modelos de tinajas y otras curiosidades como cabañas de cañas, chozos o carros. Atención, este museo sólo abre fines de semana y festivos.

Desde la parte más alta del Museo podrás ver a lo lejos la Ermita del Cristo del Humilladero y sus jardines. Una bella ermita que alberga al patrón de Colmenar (conocido como “el Morenito”) y a la que se puede llegar después de un agradable paseo de apenas 15 minutos.

Justo frente al Museo de Piedra, bajando unas escaleras accederás a los jardines de Zacatín. Un bucólico parque con una fuente y los antiguos abrevaderos donde pueden tomarse fotos bellísimas. Si vas en plan picnic, este es sin ninguna duda el mejor sitio para parar, relajarte y tomar tu bocadillo.

Al fondo del parque está el Arco del Zacatín. Un arco que da la bienvenida a un túnel de 70 metros que después de 118 años de construcción, cruzó por debajo la Plaza Mayor para unir los dos barrios principales de la localidad.

Regresando a la Plaza Mayor de nuevo y tomando una calle de subida durante apenas 5-7 minutos se puede visitar el Museo de Ulpiano Checa, el colmenarete más universal de esta localidad por su pintura y patrimonio artístico. El Museo aloja acuarelas, óleos, grabados, libros ilustrados e historia de la vida de un pintor en cuyas obras se inspiraron incluso algunas producciones de Hollywood como Ben Hur.

Si después de ver todo esto tienes tiempo, puedes visitar otros monumentos como la Ermita de San Juan, la de San Roque o las famosas Canteras, entre Colmenar y Chinchón.

Y ahora a reponer fuerzas. ¿Qué no puedes dejar de probar en Colmenar de Oreja?

  • No dejes de probar las famosas patatas chulas, unas patatas confitadas en aceite de oliva y aliñadas con ajo y perejil.
  • Pide una poza, te sorprenderá. Es un pan de oreja relleno de picadillo de tomate, cebolleta y bonito en escabeche. Me encanta.
  • Pide una tapa de carne al desarreglo, un estofado de carne muy personal de la localidad
  • El pisto vaquero de Colmenar es único porque está hecho con verduras de la huerta de Colmenar.
  • Prueba o llévate a casa unas pelotas de fraile para endulzar la visita. Un dulce frito en forma de bola aromatizado con limón rallado y anís (hay una tiendita en la plaza donde puedes comprarlas).
  • Si te gusta el queso, visita la casa de Ciriaco y te llevarás gloria bendita a casa.
  • Si te gusta el vino, visita alguna de las bodegas de Colmenar. Jesús Diaz e Hijos, Peral o Figueroa son algunas de ellas. Colmenar pertenece a la Ruta del Vino de la CAM.
  • Si te van las emociones fuertes prueba el limoncillo. Pero si lo bebes, no conduzcas.

Añade a tu agenda de planes Colmenar de Oreja e infórmate antes de los horarios en la oficina de turismo. Quizá con un poco más de fresco, en otoño o primavera la visita va a ser mucho más agradable, pero os aseguro que os sorprenderá y en familia ¡lo disfrutareis muchísimo!.

Pelirrojamenterubia

Related Post

Leave a Reply