Visitando a..la Tía Manuela

Visitando a..la Tía Manuela

Seguimos explorando nuevos rincones para contaros cómo se come en Madrid. Y hay que decir, que no hay mala experiencia que valga…Señor@s, ¡qué de buenas opciones tenemos en nuestra ciudad!

Esta vez el turno ha sido para La tia Manuela. Una vez más en nuestro adorado Malasaña. Domingo, día de frío y sin reserva alguna, nos topamos con este pequeño restaurante, y nos llamó la atención desde afuera su decoración. Ojeamos su carta en el exterior y nos decidimos a probar.

La Tia Manuela es un pequeño restaurante ubicado en una esquina, con decoración sencilla pero especial, que invoca al Madrid antiguo. Homenajea los motivos de costura de Manuela Malasaña, y es muy luminoso.

Tiene diferentes tipos de mesas y asientos, a gusto del consumidor. Algunas pegaditas a la ventana, otras en espacios más íntimos,…lo mejor es que vayas con reserva y así puedes indicar tus preferencias. Mesa a la ventana, rincón más íntimo…

La carta ha sido elaborada por Efrén Alvarez (Masterchef) y se basa en la cocina mediterránea pero con un punto muy personal. No es una carta extensa, pero tiene una oferta variada y suficiente en nuestra opinión que atiende a todos los gustos. Carne, pescado, pasta, pizzas, y originales entrantes. Precios asequibles. Los cuatro, no llegó a 65 euros, aunque también es cierto que obviamos los postres.

Tomates dulces confitados y la caponata de berenjenas y queso fresco fueron nuestras elecciones para empezar (deliciosa la caponata). Para continuar, Tacos de ternera, Salmón en costra crujiente y 2 optaron por el guiso de pollo.

La verdad es que todos quedamos satisfechos, aunque si volviéramos de nuevo, optaríamos por probar todo un elenco de entrantes a compartir, por su originalidad (nos quedamos con ganas de las croques de mortadela).

Presentación muy buena, y cantidad, para nosotras adecuada. Es verdad que si eres de mucho comer, lo mismo hay que ampliar en entrantes…

Por poner un pero, el detalle de no poder pagar con tarjeta nos sosprendió. Pero también hay que decir, que amablemente nos lo dijeron antes de pedir, por lo que ya estábamos avisados.

En resumen, el servicio bien, el local muy bonito, y la comida y el precio a nosotras nos gustó. ¡Otro para la gastro-agenda!

Pelirrojamenterubia

Related Post

Leave a Reply