Para que no digan que no pintas nada.

Para que no digan que no pintas nada.

El talento artístico en la Rubi y en mi lo tenemos un poco dormido, eso o que quizá en el reparto genético se lo llevaron los demás porque os diremos que tanto en su familia como en la mía podemos hacer alarde de la vena artística de más de uno.

Pero aún así no dejamos de intentarlo, así que nos pusimos manos a la obra y con más vergüenza que miedo allí que nos presentamos en « XpresArte ».

XpresArte es un bello rincón creado por varios socios; Marta, César, Bogi y los Albertos (es que son dos, jejeje…), donde dar rienda suelta a los pinceles, y pasar tres horas muy entretenidas desconectando y disfrutando de ese relax que produce la pintura.

Esta original propuesta nació hace dos años en un viaje que hicieron a Budapest dos de ellos y sin apenas pensarlo la hicieron realidad.

Es un precioso estudio de pintura donde no tienes que llevar nada y saldrás con un maravilloso cuadro realizado totalmente por ti. Si si!! como lo oís, nosotras tampoco dábamos un duro por el resultado y en contra de nuestras expectativas salimos super orgullosas.

Después de la experiencia tan increíblemente buena, lo único que nos apetecía era compartirlo con los nuestros. La Rubi ha pensado en llevar a su mami, una enamorada de la pintura, y yo hacer una sesión familiar con mis padres y hermanas teniendo así una buena excusa para reunirnos todos.

Esta propuesta no solo está pensada para particulares tanto en sesiones abiertas al público, como a la que asistimos nosotras, sino también privadas como cumpleaños, despedidas…. Otra forma de enfocarlo y donde tiene mucha aceptación es en empresas.

Y por cierto, ¿no os parece un regalo de cumpleaños super chulo? Os aseguramos que vais a dejar el listón muy pero que muy alto. Podéis echar un vistazo en su página web; https://xpresarte.es/regalar.php en el apartado ”tarjeta regalo” e informaros de las diferentes y originales opciones que os ofrecen.

Bueno, os voy a explicar un poquito cómo se desarrolló la experiencia y os dejaré unas fotitos para que vosotros mismos podáis comprobar si tenemos o no tenemos razón.

Nada más entrar y elegir nuestro sitio nos presentaron a María, una profe super simpática, estuvo durante las tres horas quitándonos la preocupación que teníamos por el resultado, nos aseguró que saldríamos con un cuadro perfecto, y la verdad que así fué.

Durante toda la experiencia te puedes servir infusiones, cafecitos, y hasta degustar una copita de vino, todo amenizado al son de una agradable sesión de música de fondo.

El clima que se crea es tan agradable que acabas por echarte unas risas con los compis, tanto el de al lado como el de enfrente ya que puedes levantarte tranquilamente a estirar las piernas y ver cómo lo van llevando los demás.

El tiempo se nos pasó volando, y la cara de asombro al enseñarnos María y yo nuestros lienzos fué para grabarla.

Pues nada, nuestro sueño de ser artista por un día no ha sido tan difícil como parecía. Os dejamos con nuestra obra, una copia de un precioso cuadro del artista de renombre mundial Leonid Afremod.

Ale !!! obra de arte preparada par llevar a casa. No sé, no sé……. por el camino iré pensando donde lo colgaré.

Esperamos haberos ofrecido un plan diferente, divertido, original, y evitar caer así en la dichosa rutina.

Por cierto!!! lo más importante, no os olvidéis a la hora de hacer vuestra reserva meter el código; Pelirrojamenterubia y beneficiaros de un 10% de descuento en el precio de la actividad.

Feliz día!!!

 

Pelirrojamenterubia

Related Post

Leave a Reply