Lo que el Covid-19 me enseñó en cien metros cuadrados.

Lo que el Covid-19 me enseñó en cien metros cuadrados.

«La búsqueda del significado es la clave para la salud mental y el florecimiento humano».

-Viktor Frankl-

De todo lo malo que sucede en la vida, siempre, aunque cueste creerlo, siempre se saca algo bueno.

Durante todo este tiempo en casa y después de darle muchas vueltas y reflexionar acerca de cómo estaba viviendo, he conseguido dar con ello. 

Pero ahora, para que esta experiencia tan dura que estamos viviendo sirva de algo, no se puede quedar simplemente en encontrar el lado positivo, hay que ponerlo en práctica. 

Tras pasar la primera semana y habiendo aflorado todos mis demonios, más de los que yo pensaba que tenía, me dije –Sandra, esto así no va bien, esto también tiene su lado positivo, y cuanto más tardes en verlo, menos vas a disfrutar. 

Soy una persona muy inquieta, siempre busco cosas que hacer por no estar en casa metida, una casa que debería sentir como un hogar y lo único que me supone es sensación de agobio.  

Hay personas muy caseras que disfrutan de llegar a casa y descansar, relajarse, leer, dormir, o simplemente, no hacer nada. A mí, todo eso me provoca ansiedad, me hace sentir que pierdo el tiempo, pienso que ese tiempo lo podría estar invirtiendo en “algo más productivo”. Ya ves, qué tontería pensaréis muchos, y para otros, los que os sintáis identificados entenderéis lo mal que se pasa.

El día a día nuestro te lleva a un agotamiento físico y mental pero a la vez, no entiendo todavía el porqué, te hace sentir bien, te hace sentir que el día ha sido de provecho. 

Pues bien, ahora que me he abierto un poquito y conocéis algo más de mí, entenderéis lo duro que está siendo para mi esta medida tan importante como es la de #quedateencasa

Para poder encontrar el lado positivo sólo tienes que ver esta situación como una prueba, una prueba que te pone la vida para poder transformar algo en tí que no te gusta, que no es bueno, y que no te deja ser feliz. Y todos, absolutamente todos, tenemos algo. 

Pues ésta es tu oportunidad, si no lo consigues no será por falta de tiempo, si no por falta de valentía. Esa que es difícil a veces sacar, pero ahora tenemos el escenario propicio para ello. 

Me he prometido a mi misma que voy a dedicarme por completo a esos aspectos de mi vida que he venido descuidando desde hace tiempo. He hecho una lista de prioridades y por supuesto que ha salido muy diferente a la que tenía hasta ahora. Y por último, voy encontrar el equilibrio entre los dos extremos siempre presentes en todas las parcelas de mi vida, o lo que es igual, voy a encontrar esa gama de grises tan bonita que hay entre el negro y el blanco,

Y para lograrlo siempre hay que poner fecha, yo he decidido que será desde “hoy”, no voy a esperar a que llegue el ansiado día de poder salir de casa.

No creo, es más, espero que no tengamos que volver a vivir otra vez algo así, con lo que no tardéis en encontrar eso que os hará decir “gracias”, “gracias a esta situación yo pude, yo he conseguido, yo cambié ……. “.

Esta experiencia por supuesto que ha dejado mucho dolor, pero espero que a todos nos haya dado la oportunidad de aprender algo, no os olvidéis de ponerlo en práctica. Para aquellos que después de leer esto no encuentren nada que transformar en sus vidas, me conformaría con que a partir de ahora, cuidasen màs del planeta.

Pelirrojamenterubia

Related Post

Leave a Reply