Las mejores ensaimadas de Madrid (for me)

Las mejores ensaimadas de Madrid (for me)

Si hay algo que nos apasione, es una buena conversación con un buen café o té acompañado de alguna delicia artesasal.

Mis delicias favoritas dulces en particular son las palmeritas de chocolate y las ensaimadas. Y soy tan fan de ambas, que tengo hasta mi ranking 😉

Hace tiempo alguien me dijo,….tienes que ir a Hermosilla 81. Ahí están las mejores ensaimadas de Madrid. Y desde ese día,…ru run, run run, run run… ahí lo tenía en mi cabeza.

Así que el otro día por la mañana me fui a Hermosilla a pasar una preciosa mañana de paseo y tiendeo que inauguraría con un buen desayuno en Formentor para comprobar si de verdad esas manos son las mejores de Madrid para las ensaimadas… mmmm

Y vaya que si lo son. Sí señor@s, lo son. Y además si te adentras en su historia, entiendes muy bien por qué.

Y es que esa receta y arte vino de la mano ya por los años 50 de Cayetano y Josefa, un matrimonio que en 1956 se aventuraron a abrir un forn mallorquín en Madrid, para traer el savoir faire de su padre Antonio, dueño del Forn de Santa Eulalia en Palma de Mallorca. Actualmente lo llevan sus hijos, que cuentan la preciosa historia de su padre y su madre en su web.

Me pedí un café con leche acompañando la ensaimada sencilla (sin nada). Me enamoró ya el café, servido en un vaso estrecho y alto mucho más estilizado que los habituales. Rico rico.

La ensaimada, sin palabras. Recién sacada del obrador, esponjosa, ligera, punto exacto de dulzor. Impresionante. Podría haberme comido 3 o 4 de una sentada. Convencida de ello, y por si acaso me arrepentía de no haberlo hecho,…¡¡Compré para toda la familia!! :-O

Las ensaimadas son siempre del día, y como dicen ellos, incluso del minuto 🙂 Si las preferís con relleno, las hay de nata, con cabello de ángel, con crema tostada, con frutas y hasta con sobrasada de Santanyí. Y channnn, ¡¡también de choco!!

Aparte de esto, me han dicho algunas personas que frecuentan el local que son unos maestros de las torrijas, los buñuelos, las bandas de manzana y el croissant matutino.

Y en veranito, parece ser que hacen una deliciosa y fresquita horchata de almendra mallorquina que substituye a menudo al café.

¡¡¡Tienen servicio a domicilio!!!!¡¡¡Lo que faltaba!!!

¡¡Ah!!,…Y han abierto un nuevo local divino en Santa Engracia 62, decorado además por Kikekeller. Ya sé donde voy a desayunar en la próxima escapadita 😉

Felicidades Formentor. Desde luego, qué verdad es que lo que se hace con cariño, bien se nota.

Y gracias Josefa y Cayetano, allá donde estéis, por traernos estas delicias allá por los 50 y que casi en 2020 las podamos seguir disfrutando de la mano de vuestros hijos en nuestro querido Madrid.

 

Pelirrojamenterubia

Related Post

Leave a Reply