Festival de la lavanda en Brihuega

Festival de la lavanda en Brihuega

Como cada Julio, en Brihuega se celebra el festival de la Lavanda. Una las experiencias más bonitas que he podido vivir, un evento díficil de describir por su belleza y su originalidad.

La programación se extiende durante un fin de semana: viernes concierto + cena coctel, y sábado sólo concierto. Os recomendamos hacer un pequeño esfuerzo y comprar la entrada completa por 130 eur, a lo que hay que sumar la gasolina o el coste de dormir por los alrededores si optaís por dormir en un pueblo cercano al evento. El precio puede ser elevado pero merece la pena.

Es mucha gente la que asiste a este evento así que os recomendamos que las compréis con antelación .Nosotras las compramos en abril y cuidado con el hospedaje, ya en febrero no habia nada para dormir.

Te recomiendan llegar pronto para no coger atascos, pero con llegar sobre las 20:00 está bien. Puedes tomar algo en un pequeño puesto que hay nada más entrar y disfrutar mientras fotografias el maravilloso paisaje.

Dato importante!! para el que tenga alergia a las picaduras meted en el bolso algun repelente, acordaos de que estais en medio del campo y que las abejas están por allí  haciendo su trabajo también, que es polinizar hectáreas y hectáreas de esos mantos violetas de lavanda.

Ah!! y otra cosita, hay que ir vestidos de blanco, y llevad un calzado cómodo y no muy delicado porque acabareis con ellos llenos del polvillo que se levanta al andar por esa tierra rojiza.

Al caer la tarde disfrutareis de una maravillosa puesta de sol teñida de morado y seguidamente dará comienzo el concierto. Cada año cuentan con nuevos artistas, nosotras disfrutamos de un increible Pitingo que amenizó entre canción y canción con simpáticas historias de su vida.

Anocheció por completo, pero los diferentes colores de los focos que dejaban entrever todavía el lugar y el aroma a lavanda que nos acompañó toda la velada, hicieron que no olvidases ni por un segundo donde te encontrabas.

Al finalizar accedimos a la zona donde habían preparado el catering, esta vez de la mano del chef Dani García, galardonado con dos estrellas michelin. Varias mesas cuidadosamente decoradas con una gran variedad de quesos, otras tantas barras donde poder tomar un vinito, una cerveza o algún refresco y hasta un corner especializado en gin-tonics.

Entre tanto, los camareros se encargaban de pasar entre la gente con bandejas de pequeños bocados que estaban para chuparse los dedos. Una pena no poder poner ninguna fotito del menú pero imaginad, eramos cientos de personas y no tuve oportunidad de poder fotografiar las mesas antes de que el hambre que nos deboraba hiciera estragos(jejeje).

Bueno, os dejamos con unos pequeños videos y esperamos que os haya gustado nuestra propuesta, y que el año que viene podáis disfrutar del incomparable paisaje que tenemos tan cerquita de Madrid.

 

Pelirrojamenterubia

Related Post

Leave a Reply