Escapada a Toledo

Escapada a Toledo

Hoy os proponemos un plan para mayores. Esta vez dejamos a los peques en casa para darnos una vueltecita por nuestro maravilloso “Toledo”.

La idea de ir sin niños es porque para el que no lo conozca, que seguro que pocos, está lleno de estrechísimas callejuelas muy empinadas y no nos apetecía la cantinela de : “cuanto queeeedaaa”…y tener una “tarde” toledana (jejejeje)

Toledo es una ciudad preciosa, llena de encanto, que está reconocida como Patrimonio de la Humanidad.

Ya habíamos estado más veces pero nos apetecía ir con todo planificado. La ciudad está llena de cultura y lo mejor es que te acompañe un profesional que te explique cada rincón y cada monumento sin pasar nada por alto.

Hay varias empresas que se dedican a estos tours, pero unos amigos que tenemos en común nos recomendaron esta empresa por la seriedad y buena organización.

Nos ofrecieron varias opciones como podéis comprobar en su página:

http://www.madridtoptours.com

Nos decidimos por el más completo a sabiendas que aún así nos sabría a poco, y es que no es que sea muy grande pero hay taaaanto que ver….

Fuimos entre semana (es cuando menos gente hay) y había dos salidas; a las 9:00 y a las 12:00, pues nada un madrugón y con la fresca que siempre viene mejor (jejeje).

Por cierto la puntualidad importantísimo, no os distraigais porque son muy puntuales.

Hay varios puntos de salida desde Madrid nosotros elegimos el de Plaza de España.

El autobús era de dos plantas y fantástico; los asientos comodísimos con puertos USB para cargar cualquier dispositivo electrónico.

Enseguida llegamos a Toledo, la verdad que está a menos de 80 Km, y entre la charla y la cabezadita que echamos ni cuenta nos dimos.

No tardaron nada en repartirnos en varios grupos, cada uno según el color de la pulsera, nosotros la azul, la de todo el día.

Nuestro recorrido fué el siguiente:

Primero visitamos La Catedral

Segundo el Monasterio de S.Juan de los Reyes

Después la Sinagoga de Sta. María La Blanca

Y por último el Entierro del Conde Orgaz

Al finalizar las cuatro visitas nos llevaron a un restaurante tipo buffet donde comimos muy bien y en abundancia.

Con el tiempo restante que nos quedó hasta las 16:20 que volvimos a quedar en la Puerta Bisagra, nos dejaron disfrutar a cada uno por su cuenta. Nosotros hicimos unas paradas obligatorias como comprar mazapán (típico de Toledo), recrearnos la vista desde los jardines del Alcázar, además de descubrir un montón de rincones bonitos si te dejas perder por esas maravillosas callejuelas.

dav

 

Para rematar el día, a la vuelta nos hicieron una panorámica de Toledo que fue expectacular, super bien explicado por el guía que por cierto era encantador.

Nos despedimos pero diciendo ¡¡¡ hasta la próxima !!!

 

Pelirrojamenterubia

Related Post

Leave a Reply