Blanca Blázquez y sus «BB» una aportación al mundo de la moda

Blanca Blázquez y sus «BB» una aportación al mundo de la moda

Hace poco más de un año, exactamente en septiembre del año pasado, publicamos un post en nuestra sección de «Mujeres 10» en el cual os presentamos como «mujer, madre y trabajadora, y no morir en el intento», a Blanca Blázquez, una persona increíblemente positiva, fuerte y luchadora. Pues bien, ahora le vamos a sumar los adjetivos de decidida, entregada y resistente. Y ¿por qué?, porque para las personas así no existen los obstáculos ni el fracaso, su tiempo es oro y le ponen mucha dedicación.

En su proceso de búsqueda en este último año en el cual se ha estado formando aún más en el campo de la moda, donde ella se siente muy segura, ha volcado toda su energía en un proyecto del cual tenemos que decir nos hace sentir muy orgullosas, ya que es un ejemplo a seguir dándonos una lección de valentía.

El pasado 10 de Octubre tuvimos el honor de ser invitadas a la presentación de una nueva firma de calzado de mujer, su firma, donde desde aquí le volvemos a dar las gracias ya que sabemos el esfuerzo que supuso. Por cierto, el evento tuvo lugar en T doy la Luna, donde no faltó detalle para arropar a la anfitriona y a los allí presentes.

La colección de otoño/invierno está formada por doce obras de arte, «sus princesas» como ella las llama, que se compone de 6 zapatos y 6 botines, todos ellos con tacón pero no de infarto, 8 centímetros fácil de aguantar.

Es un zapato de lujo ya que los materiales utilizados han sido elegidos de la más alta calidad; piedras de cristal parisinas de más de 60 años, Swarovskis, perlas de nácar …. y lo más novedoso; sus plantillas, patentadas en la OEPM, a través de las cuales se activan los chakras permitiendo el paso energético al andar logrando que nos sintamos bien identificando nuestras propias emociones.

Eran todos tan espectaculares que a mí me fué dificil decantarme por uno de ellos, «la Rubi» lo tenía claro, el suyo era el blanco, pero al final me quedé con el botín rojo y dorado. Después descubrimos lo que cada zapato desvela acerca de la mujer que lo elige y dió en el clavo.

El mío (Sofía), hecho con bugles y charoles rojos, miyukis, canutillos y centro briolet todo ello de cristal. El blanco (Fuerza), hecho de ante blanco y glitter negro y lazo de terciopelo.

Para terminar, que tampoco queremos desvelaros todos los secretos, recalcar la exclusividad de la firma ya que sólo se fabricará una talla por modelo, con lo que estaríamos hablando de que tu modelo sería único en el mundo. ¿Qué os parece? …..de princesas ¿verdad?.

De momento la venta se hace en la tienda online en su página y atención personalizada.

Os facilitamos su página web para que podáis echar un vistazo.

https://www.blancablazquez.com/

Desde aquí te deseamos toda la suerte que te mereces.

 

 

 

Mujer, Madre y Trabajadora …. y no morir en el intento

Mujer, Madre y Trabajadora …. y no morir en el intento

Qué ganas teníamos de volver a escribir en esta sección tan especial para nosotras como es Mujeres 10.

En esta ocasiòn tenemos el placer de presentaros a Blanca. Es una chica de 35 años que bien merece este post.

¿Y por qué lo decimos? no os queremos destripar la entrevista así que solo un apunte, mamá de tres preciosidades; Izan, Leo y Joel, trabaja en la administración pública, y por si fuera poco, ocupa el escaso tiempo que le queda en su otra gran aspiración profesional que es  personal shopper. Qué os parece, ¿no es una súper mujer?

Esperamos que os guste

  1. Para conocerte un poquito mejor cuéntanos cómo es Blanca

Soy una persona luchadora, positiva, leal, fiel, amante de mi familia y de la vida; amiga de mis amigas y con un don de encontrar la belleza en lo que veo, transformando así lo que me encuentro en mi camino.

  1. ¿A qué te dedicas?

Actualmente trabajo para la Administración Pública, soy madre de tres hijos, uno de 5 años y gemelos de año y medio, a la vez que cuidadora de mi hogar y mi vida. Por lo que me hace luchar cada día, para una organización extrema y poder así dedicarme a mi gran motivación por la belleza.

  1. Aunque sabemos que es otro trabajo más, vamos a llamarlo tu hobby, ¿qué es lo que te motiva para hacer ese gran esfuerzo y compaginar?

Me motiva el poder sacar lo mejor que tiene cada persona, con lo que refleje su potencial interior, ya que cuando nos sentimos bellos , nos sentimos en armonía con nosotros mismos; buscando el equilibrio con el interior, ya que sin ese conjunto, no existe la transformación. Ver a la gente feliz me hace a mí más.

  1. ¿Cómo surgió la idea de ser personal shopper?

Todo comenzó desde que tengo uso de razón, cosa innata y que se encuentra en el interior de mi ser. Pronto me di cuenta, cuando mi madre empezó a ser mi modelo, dado que ella es poco coqueta y en aquella época por sus circunstancias personales no le dedicaba nada de tiempo a cuidarse, y yo deseosa de verla bella, me dejaba hacerle todo tipo de cambios, me encantaba ver como se iluminaba con ellos; siempre sin cambiar su esencia, muy importante para no sentirse disfrazado.

También mis amigas me pedían opinión de como ir arregladas, porque sabían que yo les brindaba mi sinceridad con lo que más relucientes se veían. Dado que todo el mundo, tienen algo único y que le hace espectacular y en eso consiste la magia. Por eso pronto empecé con mis estudios relacionados con la belleza, comenzando con el Grado Superior de Estética, continuando con mi Diplomatura de Dietética y Nutrición, y más avanzado cuando me encontraba embarazada de mis gemelos, debido al cambio tan grande que me esperaba en la vida y por los cuales lucharía hasta el infinito, me embarqué en la aventura de profundizar en mis estudios, realizando un Master de Asesora de Imagen, Personal Shopper y Estilismo de moda, así como el curso Superior de Asesoría de Imagen y Personal Shopper, para llevar a cabo lo que con los ojos cerrados mi ser podría realizar ; “Sacar la mejor versión de cada uno”.

  1. Qué increible poder haber cursado tantos estudios con esa vida tan atareada que llevamos las mujeres. Pero creo que no acaba aquí, un pajarito nos ha chivado otro lado artístico tuyo, ¿puede ser?

La verdad que sí. Descubro el amor por el diseño y me embarco en un Posgrado de calzado, cosa que me entusiasma y que por el momento tengo aparcado, debido a mis circunstancias de límite de tiempo, pero que continuaré, ya que siento pasión por los zapatos, que son los que nos mantienen unidos a la tierra “Belleza”.

  1. Con los trabajos, los tres peques, la casa ……. ¿de donde sacas esa fuerza y vitalidad?

Pues mis hijos son los que me la dan, junto con mi marido que siempre me apoya en todo.

  1. Para los que piensen que contratar este tipo de servicios es algo inaccesible, cuéntanos un poco para que gente está enfocado y si puedes darnos algún precio orientativo…

Para nada es caro, cada uno tenemos nuestros baremos de caro y barato la verdad, pero dado que es un proyecto personal arquitectónico y no existe ninguno igual, por lo tanto, yo lo considero una joya que te acompañará en tu vida para sacar lo mejor de ti mismo.

Ya es el valor que cada uno se de a sí mismo, porque cualquiera puede acceder a el y los resultados son muy satisfactorios.

La mayoría son mujeres, pero cada día hay más hombres ¿Por qué a quién no le gusta potenciar su belleza y sentirse mejor?

Todos mis precios, los podéis consultar en mi web.

www.blancablazquez.com

  1. ¿ Hay mucha competencia en este mundo? Si es así, ¿te está costando mucho abrirte camino?

Hay público para todos, solo tienes que encontrar tu mejor profesional para sentirte agusto y feliz con ello. Claro está que existe competencia en el mundo de la moda, pero si realmente estás seguro de tu esencia, quien te elija, será porque siente una sincronicidad, “nada ocurre porque si”.

  1. ¿ Hay alguien en especial que te encantaría vestir ?

Nadie es más que nadie, por lo que es un placer vestir a quien desee acceder a ello. Sería increíble por la elegancia que me transmiten desde pequeña, vestir a Sofía Loren y Jane Fonda “ Son mi admiración”

  1. Échanos un cable y dinos qué es lo que nunca nos puede faltar de fondo de armario.

Nunca nos puede faltar unos buenos jeans, una americana y una camisa, con ello se puede hacer grandes combinaciones.

  1. Y para finalizar, ¿donde tenemos que dirigirnos para contratar uno de tus trabajos de personal shopper?  ¿Puedes hacernos algunas sugerencias para utilizar el servicio?

Para localizarme, de momento sólo en mi web: www.blancablazquez.com

¿Sugerencias? Por ejemplo, ya que a veces no tenemos tiempo o no sabemos muy bien qué le puede gustar a la persona en concreto, puede ser un maravilloso regalo para tu pareja o para una amiga/o.

Otro regalo especial, sería para una despedida de soltera, regalar a vuestra amiga un día de Pretty Woman, que es algo fuera de lo común y de lo que disfrutareis todas, viendo a vuestra amiga ser princesa por un día.

Y por supuesto, un regalo Top son nuestras embarazadas, donde su asesora las hará olvidar esos meses donde los cambios de su cuerpo, les juegan una mala pasada.

Blanca, nos encantaría seguir charlando contigo, hemos podido comprobar que tienes toda la razón en cuanto a que eres una persona positiva, nosotras vamos a añadir además que trasmites una paz increíble, pero no queremos desvelar más y que los lectores puedan terminar de ver toda tu labor en tu página

Gracias por este maravilloso rato que hemos pasado contigo.

Ha sido un entrevista con mucho cariño, siendo un placer encontrar a personas que tienen entusiasmo por su trabajo y que con ello aporta y suma al universo. Os deseo mucha suerte en vuestro proyecto y muchas gracias.

Madres y empresarias enfundadas en un Kimono

Madres y empresarias enfundadas en un Kimono

Hoy Pelirrojamenterubia tiene el placer de entrevistar a dos Mujeres 10 enfundadas en un Kimono.

Ellas son Sara y Marisa. Madres y empresarias o viceversa, y creadoras del proyecto www.kimonoestudio.com

Diseñadoras, amigas y residentes en Madrid. Unidas por la pasión al diseño y las charlas con un té chai en cualquier pequeño rincón. Kimono es el proyecto que les impulsa y une creativamente desde hace ya casi más de 6 años.

1. ¿Cómo surgió la idea de Kimono y en qué consiste?

Trabajábamos juntas en una agencia de publicidad en el departamento de proyectos digitales, hasta que un día el trabajo en la agencia descendió y decidimos que lo que hacíamos para otros lo podíamos hacer para nosotras mismas. Y así nació Kimono, con unos garabatos en una servilleta mientras nos tomábamos una caña en un parque… Ahora diseñamos y cuidamos marcas para otros como si fueran nuestras, diseñando y desarrollando todo lo que necesiten para diferenciarse del resto.

2. Ambas trabajasteis antes en agencias . Entre la opción de emprender o ser empleadas por cuenta ajena, ¿por qué os decantasteis por la primera?

Para poder trabajar bajo nuestro criterio y dirección, cosa que al fin y al cabo ya hacíamos, pero que en la comunicación con el cliente había demasiados intermediarios e intereses. De esta forma la responsabilidad siempre sería nuestra, pero también su éxito (o fracaso…¡todo sea dicho!). Si te gusta lo que haces y lo quieres hacer bien, no quieres que nada interfiera.

3. ¿Qué opinó vuestro entorno cuando expusisteis la idea de emprender?

Algunos decían que éramos muy valientes, otros, inconscientes y otros (supongo que la mayoría) que estaba muy bien intentarlo, pero que si no salía bien, siempre podíamos volver a trabajar para otros…

4. Las dos sois mamis, ¿Cómo compagináis trabajo y familia?

¡¡Con mucho contorsionismo emocional y físico!! Esto es muy complejo, pero se puede hacer. Lo principal es no perder el foco de qué es lo importante en cada momento y ser flexible e indulgente contigo, con tus hijos, con la gente que te ayuda… No se puede hacer todo, bueno si, ¡pero por partes y con calma!

5. ¿Cómo es un día normal en Kimono?

Pues es muy madrugador, madre y profesional a partes iguales aunque intentando siempre mantener las parcelas separadas. Al final se trata de estar en lo que estás en cada momento y no a ‘medio gas’. A veces es complicado (no vamos a decir lo contrario) pero intentamos tender a ello porque es lo que mejor nos funciona. Si toca jugar a superhéroes, olvídate de revisar a ratos el correo electrónico. Si estás en una reunión, más tarde llamarás al pediatra.

6. ¿Qué hacéis para mantener el ritmo en los momentos bajos?

Intentamos salir a comer juntas y seguir haciendo planes en servilletas de bar (si es con tortitas con nata y chocolate mejor).
Los fines de semana toca recargar pilas con los tuyos y con lo que le guste a cada una, un libro, una serie, una película, un buen paseo por el campo…

7. ¿Cuál es la mayor dificultad para montar un negocio desde vuestro punto de vista?

La falta de empatía por parte de las “instituciones” (que no están equilibradas sus exigencias con respecto a su soporte), por parte de los “clientes” (en ocasiones no son justos con las realidades de ambos), por parte de tus amigas que quieren que salgas todos los fines de semana y no puedes…jajaja… cosas así…

8. ¿Cuándo consideráis que habréis alcanzado el éxito con Kimono?

Aún no lo hemos hecho, pero lo tenemos en la punta de los dedos… El objetivo al final es sencillo y es el que casi todos perseguimos, conseguir el ansiado equilibrio entre disfrutar con nuestro trabajo y tener tiempo para ti y para el día a día con tu familia.

9. ¿Qué consejos tenéis para emprendedores que estén pensando en montar su propio negocio?

Que lo hagan porque se aprende tanto del mundo como de uno mismo. Te das cuenta que la frase manida de “el límite lo pones tu” es muy cierta y ¡¡además es genial!! Ah y que se informen bien de todo, un producto no hace un negocio y no saber no te exime de responsabilidades, no todos somos infantas…jajajaja

10. ¿Dónde podemos ver los servicios que Kimono presta y vuestros trabajos?

En nuestra página web. www.kimonoestudio.com

Marisa, Sara, gracias por esta entrevista y felicidades por ese gran logro que es Kimono. Seguro que ese espíritu luchador y tan positivo trae consigo muchísimos éxitos profesionales y personales.

Bárbara G.F. Muriel, Mujer10 y pelirrojamente artista

Bárbara G.F. Muriel, Mujer10 y pelirrojamente artista

Bárbara G. F. Muriel, artista e investigadora.

Así se define nuestra MUJER 10 de hoy.

Bárbara, ¿cómo fue tu acercamiento al mundo del arte? ¿Cómo empezaste a crear?

Hago memoria y creo que sencillamente es algo que no puedo evitar. Nunca he tenido una revelación como tal ni recuerdo un momento definitivo. Crecí en un ambiente creativo, rodeada de moda, de arte y de diseño, donde para mí los lápices, los textiles, el óleo estaban al mismo nivel: eran todas herramientas con las que tantear, con las que probar a hacer. Nadie me puso límites, al contrario. Después, cuando el sistema (educativo y laboral) te obliga a definir, llegó el conflicto para mí. ¿Y yo qué soy? Al final siento que mi práctica de vida está siendo una práctica de resistencias a esa pregunta. Hago. Aunque la intención artística no fuese originalmente el motor, no he dejado de hacer. Con palabras, con imágenes, con lápices, tintas, telas e hilos, con sentido crítico y con mi cuerpo. Ese es mi empeño y ese es el lugar en el que me reconozco.

¿En qué proyectos te encuentras trabajando actualmente?

Una vez me dijo una profesora en el colegio que cuajaba de tachones los exámenes porque mi cabeza iba más rápido que mi mano. Eso me sigue pasando. Tengo un cuaderno lleno de anotaciones (con tachones también) para el diseño de piezas y de proyectos pero mis manos, entre las agujas y el teclado del ordenador, van a su ritmo.

Por el momento estoy preparando unas ilustraciones para prensa y las obras que expondré este verano, en julio, en la Galería Modus Operandi de Madrid. Las piezas formarán parte de la serie “Flora Magnética”, dentro del proyecto “Esclerótica”. También estoy avanzando en una instalación que me ilusiona muchísimo y en una exposición individual en Madrid. Aunque eso ya es adelantarme. Será en 2018.

La parte dramática de todo la pone mi tesis doctoral. Me habían dicho que era peor que un parto. Es un debate al que no puedo entrar porque me falta esa experiencia, lo que sí sé es que para esto no hay opción de epidural.

¿Qué es lo que quieres transmitir en tu último proyecto?

En la serie “Flora Magnética” experimento con hibridaciones. Cada pieza pertenece a un cuerpo, en parte vegetal y en parte humano, que emerge entre el collage textil y el bordado, entre motivos de la botánica y de la clínica (a través de la resonancia magnética de mi cabeza). Me sitúo en esas formas híbridas para realizar una reflexión crítica de las ciencias taxonómicas, de las clasificaciones biológicas y de las normatividades en relación a cuerpos e identidades.

Los nombres de esas flores raras contienen igualmente un juego. En ellos reformulo algunas de las reglas básicas de la nomenclatura botánica, que se establecieron a partir del siglo XVIII. Desde la etimología, se dice que esa “y” del “hybrida” latino puede ser un rasgo residual del término griego “hybris”, una falta propia de la tragedia: la transgresión de los límites fijados por los dioses. Y ahí está Flora Magnética, reapropiándose, desplazando los límites de la autoridad científica, con monstruosidad, con delicadeza y con dolor y humor.

Mi Flora pertenece al proyecto marco “Esclerótica”, en el que me sitúo para hablar de fragilidad, de esa fragilidad común a todos los cuerpos vivos. “Esclerótica” habla de las cicatrices, no en alusión al trauma o a la herida abierta. Al contrario, hablo de la cicatriz como proceso generativo, como afectación creativa de la propia vida. La cicatriz es al final una marca de supervivencia. Decía un poema que escribí para el fanzine Barbaridades: “Me bordo en cicatrices”. Y es así, y no solo yo. Pongo por delante mis imágenes clínicas, mi fragilidad, mi fuga del modelo de normalidad buscando interpelar las cicatrices de los demás cuerpos y tejer alianzas desde ese reconocimiento.

¿Cómo es un día normal en la vida de Bárbara?

La única que está realmente estructurada en mi vida es mi agenda clínica, por procesos crónicos autoinmunes, e hitos como la entrega de obra o reuniones. Todo lo demás, se pone patas arriba con solo soplar. Trabajo intensivamente por proyectos mientras avanzo en interludios tanto en el doctorado como en elaboraciones que por volumen llevan más recorrido. Suelo estar metida en varios proyectos simultáneamente pero voy focalizando la atención según plazos y urgencia, y a veces tengo que bajar la persiana a cal y canto para poder concentrarme y bucear. En general se me da bien apagar fuegos.

De todas formas, volviendo a tu pregunta, no sé si normal es una palabra que pueda aplicarse a nadie. Creo que más bien es una ficción que nos tranquiliza, así que mejor librarse de ella.

¿Recuerdas tu primera obra, qué era, qué expresaba?

No recuerdo cuál fue la primera pero hay una a la que estoy fuertemente apegada y que nunca dejaré que salga de casa. Es uno de los autorretratos por resonancia magnética. Un perfil abrazado por un collage textil de rosas inglesas en tonos desvaídos. Las flores las recorté de un pijama de mi madre, de los años 90, que no sé si tomé prestado del fondo de un cajón o si más bien ella me lo terminó por regalar. Fue una de las piezas que brotaron fluidas cuando inicié el proyecto “Esclerótica” a finales de 2013 – inicio de 2014, y la más representativa de mi primera exposición individual, en la Fundación Casa Pintada – Museo Cristóbal Gabarrón.

Recuerdo a mi madre con aquel pijama, desayunando de pie en la cocina. Mareando algo poco dulce en la taza del café. Luminosa. Era sábado. Una de esas mañanas que solo por ser de sábado ya eran desbordantemente felices.

Aun guardo la bata. Para los sábados con luz.

Si tus obras pudiesen hablar… ¿Qué dirían sobre Bárbara?

De hecho mis obras y la capacidad de verbalizar tienen bastante relación. Retomé el dibujo y me permití desarrollar proyectos artísticos, hace unos años, cuando por un golpe brusco en mi vida empecé tener cierta dificultad para encontrar las palabras. Y para mí, que eso precisamente había sido un punto de reafirmación personal importante, fue tremendo. Lo curioso es que cuando dejé de hablar emergió todo aquello. Probablemente mis imágenes cuenten más de mí de lo que yo misma soy capaz.

Por otra parte, he trabajado sobre series de autorretratos realizados a partir de resonancias magnéticas de mi cabeza. En esas imágenes, que funcionan como núcleos gráficos de muchas piezas, aparecen secciones de mi cerebro, de mi cráneo y de otros órganos desplazadas de mi propio archivo clínico. Yo las tomo como un ejercicio de desnudo radical, donde pongo mi fragilidad en primer término. Como no hay piel ni rasgos físicos externos, al fijar la mirada en ellas es como si algo se desplazara en los códigos de visibilidad y de identidad en relación a mi cuerpo.

En cualquier caso, mis obras podrán decir que soy obcecada y de una forma muy literal, testaruda.

¿Cuánto ha sido el tiempo máximo que has pasado trabajando en una obra?

Contar las horas, en particular para la producción de las piezas bordadas, es algo que tengo pendiente. Mucha gente pasa por alto la cantidad de tiempo y de esfuerzo físico que se invierte, salvo que se tenga la experiencia de trabajar con las manos, en bordados u otras disciplinas a escalas tan pequeñas. Sin contar el tiempo de desarrollo de la idea, del concepto, por supuesto. Pero en relación a la técnica, tanto los sistemas industriales de producción textil como la precarización de las condiciones de trabajo, han hecho que nos acostumbremos a precios mínimos y a devaluar en general las técnicas feminizadas y manuales como el bordado.

Por intentar concretar, sí te puedo decir que es para una buena parte hablaríamos en centenares. En una de ellas estuve bordando a mano sola algo más de dos meses, sin levantar la cabeza de la tela y comiendo básicamente muesli.

¿Cuáles han sido las dificultades más grandes que te encuentras en el camino para ser artista?

Además de las condiciones de precariedad y de la devaluación general de la producción de contenidos artísticos y culturales, quizá una de las primeras dificultades, al menos en mi caso, haya sido la de reconocerme y nombrarme como artista. Siendo mujer cuesta más identificarse con esa idea de “el artista” que nos han proyectado desde la historiografía del arte y el imaginario contemporáneo. Ahí enfatizo la importancia de los referentes, de hacer memoria colectivamente, de visibilizar a mujeres artistas, intelectuales, creativas, políticas… y no solo a grandes escalas. También los relatos de mujeres próximas en el tiempo, en la comunidad, en la familia. Todas esas genealogías inciden directamente en tus propias posibilidades de vida, en lo que piensas que es posible para ti. Es una cuestión de expansión, de vidas posibles.

Otra dificultad -y no sé si es una impresión particular- es que al trabajar fundamentalmente con materiales culturalmente feminizados, como hilos y textiles, y motivos como flores o tramas muy orgánicas, por ejemplo, el discurso crítico de mi trabajo tiende a disolverse. Si hay un detalle que se lee como bello, como delicado, “pero” de una manera “femenina”, tengo la sensación de que la cicatriz se hace menos visible. Esas políticas de la belleza, esas retóricas normativas de lo visual, restringen la lectura de la imagen y devoran lo crudo y lo crítico que puede haber, sí, en las flores. Creo que tendríamos que tenerle más miedo a las flores.

¿Qué es lo más importante en la vida de Bárbara?

Me voy a poner folklórica: mi madre. Y también el chocolate negro, y hacer burbuja en cuanto puedo (ese espacio entre el pecho y las manos con un cuaderno en el medio). Y la intimidad.

Desde tu experiencia ¿Qué papel juegan los medios de comunicación y las redes sociales en la divulgación del arte?

Ahora que consumimos imágenes a ritmos voraces, los medios y las redes sociales son entornos clave, casi ecosistemas donde si no eres visible, no existes, y donde lo deseable es lograr un espectro de difusión amplísimo. No obstante esas mismas dinámicas que te permiten la emergencia social, y generar redes a distancias antes impensables, conllevan una demanda de actualización tirana. Casi no importan las autorías ni las condiciones de gestación y de materialización. Frente a eso, la parsimonia de los hilos termina resultando contestataria, y toca asumir los costes de no ser potencialmente viral.

Bárbara, un auténtico lujo poder compartir tu obra con los seguidores de Pelirrojamenterubia y de Mujeres10 como tú. GRACIAS.

Puedes ver su obra en la GALERIA:

Galeria-BarbaraG.F.Muriel

Cómo contactar con Bárbara.

www.barbaramuriel.com

barbara-muriel@hotmail.com

FB: Bárbara G. F. Muriel

Cecilia Wax

Cecilia Wax

Teníamos muchas ganas de estrenar esta sección de Mujeres 10, así que sin mas preámbulos, os dejamos para que podáis leer y que conozcáis un poquito más a la persona que hay detrás de «Cecilia Wax». Se trata de una joven de 34 años, de origen Guinea Ecuatorial, nacida en Barcelona y que lleva mas de 25 años viviendo en Madrid. Con un espíritu emprendedor y muy positiva. Ejemplo de inspiración y originalidad……..vamos, una de nuestras mujeres 10 !!

Mil gracias Ceci (como le llama su gente), por dedicarnos tu tiempo que sabemos que es oro.

A continuación podéis seguir la entrevista que Pelirrojamenterubia ha tenido la oportunidad de hacerle.

1- ¿A que te dedicabas antes ?

Trabajaba con niños, como animadora sociocultural y monitora de ocio y tiempo libre

2- ¿Cuándo nació en ti el espíritu emprendedor?

Hace más de dos años, cuando nació mi hija. Empecé a plantearme trabajar para mi misma ya que con las jornadas laborales que hay es muy difícil conciliar vida familiar y laboral

3- ¿Cómo surgió la idea de «Cecilia Wax» ?

Primero de las telas africanas que me regalaban mis tías desde que era pequeña, traídas de Guinea Ecuatorial. A mi esas telas me encantaban aunque no sabía darles uso, y mi madre me las iba guardando. De hecho esas son las telas que usé para los primeros bolsos Cecilia Wax.

Segundo por mi hija Vera. Poco antes de cumplir un año empecé a ponerle horquillas, diademas…….y lo que compraba no me gustaba mucho así que comencé a hacer mis propios accesorios para el pelo con mis telas. El resultado fue tan bueno y gustó tanto, que lo siguiente que hice fue un bolso y lo vi muy claro, era a lo que me quería dedicar.

4- ¿ Cuanto tiempo llevas con tu negocio?

Muy poquito, lo acabo de poner en marcha hace dos meses

5- ¿Cuál fue la reacción de tus seres queridos cuando les contaste la idea?

Muy bien. Al primero que se lo conté fue a mi marido, y me animó a salir adelante igual que mi madre y el resto de mis familiares y amigos.

Les pareció una muy buena idea que se podría llevar a cabo. Todo ese apoyo me llenó de energía para seguir y hacer realidad mi negocio.

6- Como nos has comentado antes tienes una niña pequeña, e imaginamos que como todo comienzo será duro . ¿Como puedes compaginar trabajo y familia?

¿Qué como lo logro? ufff !!! haciendo malabares. Mi hija todavía es muy pequeña, y si estamos las dos solas tengo que aprovechar los ratitos que me deja libre. Cuando llega mi marido de trabajar es cuando mas tiempo le puedo dedicar. Como me encanta lo que hago aprovecho al máximo mi tiempo, aunque sea poco.

7- Dinos el momento que más miedo y el que más satisfacción has vivido desde que empezaste

El momento de más miedo fue cuando me quedé sin la herramienta principal de mi trabajo, la máquina de coser. Fue unos meses antes de empezar a vender. Se estropeó y no tenia arreglo. Ahí llegue a pensar que no salía adelante la idea. Creo que ha sido lo peor.

El momento de más satisfacción, las primeras ventas que hice nada más empezar. Para mí es increíble que algo que he hecho yo a la gente le guste y pague por ello. Siento que todo el esfuerzo ha merecido la pena.

8- ¿Piensas que los tiempos que corren son buenos para montar negocios?

Buenos buenos no son, el país aún tiene que mejorar muchísimo. A los emprendedores no nos lo ponen muy fácil (pocas ayudas, cuotas altas…) Para mí estos aspectos no fueron impedimentos ya que tenia muy claro lo que quería hacer y que tenía que ir a por ello.

9. ¿Qué haces para mantener la moral en los momentos bajos, si es que los tienes?

Si, he tenido momentos bajos. Sobre todo frustración cuando no te salen las cosas como quieres. Pero siempre he recurrido a mi lado positivo, sacar lo bueno de esos malos momentos. Parar, descansar, pensar y retomarlo al día siguiente con más energía .

10- ¿Cuál ha sido tu mayor reto?

Sacar adelante mi negocio en general. Empezar desde cero y tenerlo que hacer yo sola. De hecho para mi sigue siendo un gran reto.

11-¿Que es el éxito para ti?

Si lo enfoco por mi negocio, que l@s clientes respeten y aprecien mi negocio, que sientan que lo que han comprado es un buen producto.

12- ¿Dónde te ves dentro de 5 años?

Ahora estoy buscando mi huequecito, entonces dentro de 5 años espero haberlo encontrado y que Cecilia Wax sea un negocio próspero y estable.

13- ¿Qué le dirías a alguien que está pensando en montar su propio negocio?

Adelante. si tiene una idea clara, que no pare hasta conseguir hacerla realidad. Ya que con pasión en lo que haces se puede conseguir todo

14- ¿Tienes pagina web o alguna red social donde podamos seguir tu proyecto?

Ahora mismo no tengo página web propia, Pero vendo mis artículos en http://www.sofiablack.com

Os dejamos con unas fotitos de algunas de las creaciones de Cecilia Wax