Guiso Guinness

Guiso Guinness

Pues aquí venimos de nuevo con plan gastro, porque el dichoso Covid19 sigue impidiéndonos otro tipo de planes, ¡¡¡¡así que a cocinar en casa!!!

Tras numerosas peticiones, os contamos hoy la receta del famoso GUISO GUINNESS que aprendimos este verano en el maravilloso Dublín.

Si os gusta cocinar y experimentar, no dejéis de probarlo porque está exquisito… Mmmmm. ¡¡Además es muy fácil!!

Ingredientes:

1 kg de carne de ternera cortada en dados
2 cebollas grandes
200 grs de zanahoria
2 cucharadas harina
1 cucharadita de cayena molida
Sal y pimienta al gusto, y dos cucharadas de tomate natural 
1 lata de Guinness de medio litro
Caldo de carne o agua

Ponemos el aceite a calentar y añadimos la carne, harina, sal, pimienta y cayena.  Rehogamos bien, ¡¡¡dale dale!!!

Ponemos 2 cucharadas de tomate natural y las cebollas bien picadas. Pochamos unos 5 min y volcamos después la Guinnesss entera.

Esperamos unos 5 minutos.

Ahora ponemos la zanahoria cortada en dados o rodajas para guiso, y cubrimos con agua o caldo de carne si quieres un guiso más denso. (nosotros ponemos mitad y mitad).

Te pones una copita de vino y un aperitivo, y a esperar, que son 2 horas de cocción a fuego lento.

Este guiso se sirve con un buen cucharón de puré patata  como guarnición y si te gusta la col, también puedes poner.

Cuida el emplatado para que este maravilloso plato irlandés sea ya perfecto.

Bon appetit!!!!

¡Snacks saludables!

¡Snacks saludables!

¡¡¡Hola hola hola!!!

En esta época de confinamiento y con tantas horas en casa, hay que hacer verdaderos esfuerzos para mantener un poco de orden en cuando a lo que el picoteo se refiere. Así que la «norma» está siendo : De Lunes a Viernes (hasta las 3 pm) si hay que picar, intentar que sea algo sano. (Ojo, como toda norma, tiene su excepción. Que si el cuerpo o la MENTE te piden transgredir la norma en un momento dado,…por algo será). 😉

En fin de semana se abre la veda 🙂 y las patatuelas y el chocolate toman posiciones. Pero entre semana intentaremos mantener en la medida de lo posible buenos hábitos alimenticios. Ya no por coger o no peso, si no por salud, que es muchísimo más importante que lo anterior.

Así que hoy , para salvar esos momentos, vamos a contaros uno de nuestros snacks saludables favoritos para ver una peli o una buena serie. 

Los amantes de la cocina árabe lo conoceréis. Se trata del Muhammara.

El Muhammara es una de las cremas típicas de origen árabe. Y aunque el hummus de garbanzos es la más conocida,  esta crema no tiene nada nada que envidiarle. 

Atención. Vaya por delante que el verdadero y mejor Muhammara de Madrid se toma en el Restaurante Solidere, el mejor libanés de la capital.

Me muero por volver. (Cuando volvamos a la normalidad, haré un post para que veáis las delicias libanesas que allí se preparan). Ellos trabajan la receta original e incorporan la melaza de granada, algo difícil de tener por casa.

Por eso mientras tanto, os ofrecemos nuestra particular «adaptación casera» para salir del paso con ingredientes que casi todos tenemos en casa.

Anotad los ingredientes: 300 grs de pimientos rojos asados, 1 diente de ajo, comino molido, 2 cucharadas de pan rallado, 1 cucharada de zumo de limón, 100 grs de nueces, media cucharadita de sal, media de pimentón, y 100 ml de aceite de oliva. 

Ponemos todo en la batidora y batimos hasta conseguir la textura que nos guste. Hay personas que les gusta más grumoso y con los tropezones de las nueces, y otras la prefieren más fina y batida. Así que esto va al gusto.

Una vez listo, ya solo queda servirlo con unos picos, pan de pita, o más saludable todavía: unas crudités (zanahoria, apio,…).

¡¡¡Está deliciosa y es sanísima!!! ¡¡Esperamos que os guste!!

Una «raclette»para compartir en casita con los tuyos

Una «raclette»para compartir en casita con los tuyos

El raclette es un queso suizo semicurado que se suele derretir y acompañar con patatas cocidas, embutidos y pepinillos, y el aparato eléctrico que se utiliza para prepararlo tiene el mismo nombre que el queso; “raclette”.

Se dice que antiguamente los pastores cuando salían al campo lo comían al rededor del fuego de una hoguera.

Es un plato típico para combatir el frío, y aunque en unos días entraremos en la primavera , aún nos queda frío para rato, acordaos del sabio refrán; “hasta el cuarenta de Mayo……”

Es una comida perfecta para compartir en familia o con amigos ya que se suele poner en medio de los comensales para compartir, generando así un ambiente muy entretenido y agradable. 

Si tenías pensado preparar una cenita en casa y no quieres meterte en un berenjenal y poder así disfrutar de la velada, aquí tienes el entrante ideal, que suele sorprender a la gente y gustar. Si no tuvieras la raclette no te preocupes, no es muy cara y es fácil de encontrar.

Y para cuando todo esto se pase, que ojalá sea prontito, te recomendamos un sitio muy cuco en Alcalá de Henares llamado “PANAM”. Es un pequeño restaurante de cocina francesa donde la preparan riquísima.

Os recomendamos que reservéis antes de ir.

A távola! A Cantinella!

A távola! A Cantinella!

A tavola! A tavola! 
Venga que hoy empezamos a la italiana! 

Y es que hemos descubierto un rinconcito en Madrid que nos trae a la mesa lo mejorcito de nuestra vecina Italia, en un entorno bonito, cuidado, y con un servicio excepcional.

Se trata de “A Cantinella”.  Esta pequeña trattoria, ubicada en la calle Suecia 3, tiene una carta amplia y algunas especialidades con las que os chupareis los dedos. 

No dejéis de compartir por ejemplo para empezar los mejillones, uno de sus tops. Y después de continuar con alguna de sus deliciosas pastas o risottos preparados al más puro estilo italiano, prohibido irse sin tomar una panacotta o tiramisú casero. Mmmmmmmmmmmm. 

Ah! Por supuesto los nenes,….un MUST, la pizza directa de su forno de legna!

Mi fa impazzire! Anotado otro must para la gastro-agenda! 

Buon appetitto! 


«Beer & Ham Session» arte por los dos costados.

«Beer & Ham Session» arte por los dos costados.

Hoy las estrellas de este post serán la cerveza y el jamón, unos pequeños placeres de los que aquí en España nos sentimos muy orgullosos. Todos sabemos que el jamón marida perfectamente con el vino, pero ¡¡ay madre!! una rubia bien fresquita y una tapita de jamón ibérico no tiene nada que envidiar, y es que, dicho por los expertos, la acidez de la cerveza tiene la capacidad de resaltar los matices del jamón.

Éstas estrellas de las que hablamos no pueden brillar sin lo más importante, alguien que sepa tirar una cerveza como dios manda y un “artista del cuchillo”.

Pues ya tendríamos todo, a David y a Javier Quirós, dos profesionales como la copa de un pino, y nuestros productos “typical-spanish”.

David y Javier, son dos hermanos que vienen del sector de la hostelería. Han trabajado toda su vida en el negocio familiar, un restaurante fantástico, y que pasaron a dirigir desde la jubilación de su padre hace dieciséis años.

Hace cuatro que se aventuraron en una atractiva propuesta a la que llamaron “Beer & Ham Session”, unos talleres masterclass de tiraje de cerveza y corte de jamón, y que desde el año pasado, debido a una gran demanda del servicio, tuvieron que reestructurar el negocio dedicándose por completo a ellos. Me gustaría recalcar, que para eso se lo han currado, que David ha sido campeón durante varios años seguidos de tiraje y servicio de cerveza del Corredor del Henares, y Javier es el actual campeón de la Comunidad de Madrid.

Este original y novedoso evento lo adaptan a las necesidades de cada uno y al espacio del que dispongas. También cuentan con un local privado donde poder desarrollar la experiencia.

Estos talleres son idóneos para celebraciones de todo tipo, desde cumpleaños, despedidas, bares que quieran dar un valor añadido al local y sorprender a sus clientes, eventos de empresa….. tu propón tu idea que ellos la harán realidad.

Día; jueves, hora; 20:45, local; “La casa de los Torreznos”, localización; Torrejón de Ardoz, evento; taller de tirada de cerveza y corte de jamón…… la cosa no podía ir mejor.

Llegamos al local y allí estaban ya preparados Javier con su guante negro y su afilado cuchillo y David con su auricular para la masterclass y copa de cristal en mano.

Duró prácticamente dos horas, las cuales se pasaron volando, y es que estuvo super  entretenido porque interactuaron todo el rato con el público. 

Los que me conocen un poquito saben que conozco bastante el mundo de la hostelería, no por frecuentar muchos bares(que también jejeje) si no por haber trabajado en ellos, pero tengo que reconocer que nunca llegué a tirar la cerveza con ese arte que precisa.

La verdad que el mundo de la cerveza es tan curioso…, nos explicó cosas como el manejo y el conocimiento del grifo, en cuantos tiempos se tira, como dejar la mejor crema y funciones de ella, como hay que beberla, el servicio de botella, y muchas cosas más,…. yo creo que no quedó nada en el tintero.

Al acabar con la teoría vino lo que todos estábamos esperando, ponerla en práctica. Todos pasamos por el grifo demostrando si nos había quedado claro o no. Y ahí es cuando hincamos el diente a ese apetitoso jamoncito del que ya no quedaba más que el hueso, y es que Javier, el maestro cortador de jamón se había encargado de dejarlo tiritando para todos los allí presentes.

Ahora que ya sabéis acerca de este taller tan divertido lo único que os queda es vivirlo. 

Javier y David Quirós 635639786

quirósgj@gmail.com

«Sesame»,la parte dulce de Israel.

«Sesame»,la parte dulce de Israel.

Como todos sabéis a Pelirrojamenterubia le rechifla el dulce, y no hay local por muy escondido que esté que se nos resista. 

Por si creíais que lo habíais probado todo, recién ha llegado a Madrid lo último en healthy sweets, y atentos los veganos que tenéis una gran variedad para vosotros.

Se trata de una pasta de sésamo endulzada con azúcar o miel, la cual puede llevar pistachos, chocolate, coco, vainilla….. llamada “halva”. 

La halva es un producto turco, pero los israelíes la incorporaron a su cocina dándole mil usos.

En la mismísima calle Fuencarral esquina con Gran Vía, se encuentra SESAME, un local muy cuco donde podrás encontrar unos irresistibles dulces israelíes que van desde barritas energéticas, cremas como la de cacahuete, tahini, miel de dátil, (todas sin aditivos, conservantes ni colorantes), hasta infusiones hechas con frutas deshidratadas.

A la hora de elegir te volverás loco, pues tienen más de treinta variedades. 

La presentación es chulísima, vienen en bloques o barras parecidas al turrón pero a lo grande. Lo venden al peso con lo que puedes llevar la cantidad que quieras, nosotras cogimos una gran variedad pero en porciones pequeñas.

El vendedor, que fue super amable, nos dió a probar prácticamente todo el producto, con lo que nos aseguramos que todo lo que compramos nos iba a gustar. 

Creemos que va a ser todo un éxito o por lo menos así lo deseamos.

Feliz semana a todo@s!!!

Como en casa..

Como en casa..

La idea de que comer bien solo puede ser en un sitio estilosamente decorado y caro es errónea, y lo sabes. A todos nos ha pasado de ir al restaurante de moda y haber salido con más hambre que carracuca o pelao como sobaco de rana.

Al contrario, que no salgas satisfecho de un sitio menos atractivo, es más difícil. No solemos dar oportunidades a estos locales, y es verdad que muchos no hay por donde agarrarlos pero nunca se puede generalizar. 

En el céntrico barrio madrileño Barrio de las Letras, un barrio con una propuesta cultural increíble y una oferta gastronómica(a pesar de la zona donde se encuentra), apta para cualquier bolsillo, Pelirrojamenterubia encontró uno de los que acabamos de hablar, un bar de estos de toda la vida, con camareros que llevan toda la vida y con una comida casera rica rica.

Os voy a ser sincera diciéndoos que no lo descubrimos nosotras, fue un amigo que lo frecuenta a menudo, esos que en su día le dió una oportunidad, al igual que ahora nosotras porque ya está apuntado en nuestra gastro agenda.

En la calle Moratín se encuentra esta peculiar y familiar cafetería llamada “Neila”. Muy pequeñita, con tan solo cuatro mesas y una corta barra, pero con una comida casera tan buena que es complicado hacerte un hueco en las horas punta. Por algo lleva abierto desde 1982.

Como salí tarde de currar llegué en buen momento, en una mesita ponía mi nombre, allí estaba, desocupada y esperando a que yo me sentara para poder pedir esa hamburguesota de la que me habían hablado maravillas. En un momento mis planes cambiaron, y es que cuando vi que hacían perritos, de esos que van completitos, con su pepinillo, su queso, su cebolla caramelizada……vamos, que no me pude resistir.

Los tamaños son XL, de los que nos gustan a todos (😋), así que me quedé satisfecha.

La hamburguesa también la puedo recomendar, una super con huevo con sabor a esas que hacía mi madre, y un olor que en segundos te lleva al comedor de la casa de los papis.

♦Total de la comilona: super hamburguesa, super perrito, y dos coca colas⇒ 13 euros⛀⛁, ¿no es genial?.

Tiene una carta extensa y menú diario. Y lo mejor de todo, la digestión, y es que mentiría si os dijera que el Burguer King no me gusta, pero lo malo es la sensación de pesadez que te deja.

Pues ya sabéis, si os dejáis caer por ese barrio y os entra el hambre, no os dejéis llavar por las apariencias y dadle una oportunidad.

Hora de mi «afternoon-tea» con la Reina madre.

Hora de mi «afternoon-tea» con la Reina madre.

Hace más de dos años que descubrimos en Madrid un salón de té con mucho encanto. Un pedacito de Londres puesto en el céntrico barrio de Chamberí, y que ahora después de diecisiete años se ha trasladado a otro barrio muy céntrico como es el barrio de Salamanca

Living in Londones un hermoso local de amplios ventanales donde han seguido apostando por una decoración al màs puro estilo british, colores pastel, terciopelo, estampados florales, vajillas de porcelana, sillones orejeros…..que te hacen recordar a los típicos salones de casas inglesas. Si el otro local era bonito este ya se sale.

Quería un sitio tranquilo, donde poder relajarnos y charlar sin tener que subir el tono de voz, y di en el clavo. Al poco rato de atendernos, los dos salones comenzaron a llenarse de gente, y en ningún momento sentimos griterío, y qué queréis que os diga, esto es muy difícil de encontrar.

Un buen afternoon tea se suele presentar en una bandeja de varios pisos donde van mezclados sandwiches salados y bollitos dulces, aquí ellos lo llaman degustaciones, pero como los españoles no tenemos la costumbre, como ellos, de comer pronto, para lo único que tenía hueco después de haber comido a las cuatro era para una deliciosa porción de tarta y un digestivo te.

La elección se nos complicó con tanta variedad y con tan buena pinta, pero yo soy muy clásica y pedí mi querida Red Velvet .

Tienen una carta muy extensa con lo que es difícil que no encuentres algo de tu gusto. 

No era la hora adecuada, por eso me he dejado una visita pendiente para ir y probar sus apetitosos huevos de campo, lo que no se si pediré el English egg, el Bread egg o el Boiled egg….

A parte de los salones de té, el local sigue contando con una tienda de regalos y una tienda de alimentación, donde puedes encontrar una gran variedad de tés, mermeladas, las típicas pastas inglesas…..y un sin fin de detalles para regalar, o para ti !!!.

En cuanto a los precios, pues del barrio de Salamanca, pero relación calidad- precio buena, no es algo que se haga todos los días, así que de vez en cuando un caprichito para el body no está de más(jejeje).

¿Qué os ha parecido? ¿Os hace un té con la Reina madre?

Living in London  C/Núñez de Balboa 76 

Horario Lunes a sábado de 9:30 a 22:00 Domingos de 10:00 a 14:00 y de 16:30 a 22:00


«Donde tomarte una copa de manera diferente».

«Donde tomarte una copa de manera diferente».

Esto es un no parar de entrar y salir y de conocer nuevos sitios, y nosotras encantadas para poder seguir escribiendo y daros nuevas ideas. 

En esta ocasión os traemos un espacio afterwork muy cuco WELKHOME ,donde poder comer o cenar ricos platos de orígenes latinos, asiáticos e ibéricos. Pero lo que a nosotras nos llamó la atención y por lo que fuimos, fue la forma tan original de tomar una copichuela.

Nada más llegar, y como buen club, te encontrarás con que para acceder deberás meter tu clave de socio, y con la que te podrás beneficiar de descuentos. 

Te sorprenderá al entrar ver que no hay barra ni camareros, tu eres el protagonista de la historia.

El local está decorado con mucho gusto, no le falta detalle. 

Si es la primera vez que vas, como en nuestro caso, saldrá alguien y te explicará cómo va todo. 

Cada mesa dispone de una tablet para pedir, de una zona adecuada para colocar las botellas, el hielo, los refrescos….. además de todo lo que necesitas para servirte tu propia copa. 

Al inicio te pesarán la botella de alcohol que hayas elegido, a partir de ahí ya puedes beber, y será al final cuando pagues lo que realmente hayas consumido, o sea , tú decides lo que bebes con lo que tu decides lo que pagas. 

Pero ahí no queda la cosa, no, podrás hacer uso también de una mesa repleta de toppings para personalizar tus copas y tus cafés, y de snacks salados para acompañar, ¿no es fantástico…?. 

Pues anda!! Llama, reserva, y sorprende a quien quieras. 

Por cierto, lo mejor de todo,(ya sabéis que a nosotras nos gustan los planes «BBB», buenos, bonitos y baratos), son los precios, puedes tomar una copa a partir de 6 euros. 

Esperamos que os haya gustado!!

¡¡¡Bravo Bravaaaa!!! El bravómetro de Madrid

¡¡¡Bravo Bravaaaa!!! El bravómetro de Madrid

Cómo ya sabéis somos fans de los planes gastronómicos.

Pero tampoco es que nos haga falta que sean sitios de lujo, temáticos, sofisticados. ¡No!

¡Nos encanta ir de tapeo! Nos basta con unas cañas, una buena charla y unas tapas.

¿Y cuál es la tapa estrella? ¿Pues cuál va a ser? ¡Pues las Bravas!

Aunque hay otras muchas delicias, las Bravas se llevan el premio. 

Hace poco nos pasaron el Bravómetro. Si si, lo que oís. Hasta entonces no habíamos escuchado hablar de él, pero el bravómetro es el ranking de los 16 mejores sitios de bravas en Madrid. Aquí abajito os lo dejamos con churrete de brava incluido jeje…

Este puente nos hemos ido a probar uno de ellos que nos pillaba de paso, el número 12. ¡Y oye! ¡Ya entendimos por qué está en este ranking! Por un solo euro, unas mixtas en este caso ricas ricas. 

😋

La idea es ir haciendo el tour y tachando sitios del bravómetro. Pero seguro que hay muchos más sitios “clandestinos” de buenas bravas que conocéis.

¡Deseando estamos de que nos contéis dónde tomáis vuestras bravas favoritas!