Adios a las rabietas

Adios a las rabietas

Educar a un hijo no es tarea fácil, pero gracias a toda la información que tenemos al alcance hoy en día, podemos llegar a encontrar métodos o estrategias que nos lo hagan más llevadero.

No hace mucho, bicheando una revista encontré un titular que me llamó especialmente la atención. Pues en casa con el peque (que ya no es tan peque…..), estamos en una etapa de “no porque no…” de “y porqué yo… “ de “ahora no, más tarde…), os suena verdad??

Nosotros no vivimos las de los dos o tres años que según los padres que sí, son desesperantes porque la verdad que cuesta que entren en razón. Ahora con ocho son otras, también muy continuas pero en mi humilde opinión más fáciles de manejar, pueden comprender mejor.

En el artículo hablaba de cómo acabar con una rabieta mediante una simple pregunta, ¿Esto es un problema grande, un problema mediano o un problema pequeño?

Es una forma de hacerle pensar al niño que ocurre. También le haces participe de buscar una solución al problema.

Te pongo un ejemplo: llega la hora de ir al cole y cuando le mandas guardar en la mochila el desayuno se niega porque no quiere lo que le has puesto. Entonces formulas la pregunta.

Si a la pregunta te contesta que es pequeño, verá que es fácil resolverlo, invitale a buscar una solución o simplemente hazle ver que con ir a la nevera y cambiarlo el problema estará solucionado.

Si a la pregunta te contesta que es mediano, le haremos ver que tardará un poco más en resolverse, si es lo único que tiene para llevarse le explicaremos que en el trascurso del día iremos a comprar los zumos que le gustan para que los pueda llevar al día siguiente. Entenderá que a veces hay que esperar.

Y si te dice que es grande, entonces hay que hacerles ver que hay cosas que no podrán ser como a él le gustaría. Si lo que él pretende es no llevar desayuno, tendrá que entender por ejemplo que es necesario para su crecimiento o para que rinda más en el colegio.

Por cierto, evita quitarle la razón cuando el conteste que es pequeño, mediano o grande. Estarías restando importancia a sus emociones.

Así, tras un tiempo de llevar a cabo éste método, observaremos como ellos por si solos empiezan a clasificar los problemas y resolver por lo menos los pequeños. No olvidemos nunca la edad que tienen, queremos que sean más maduros y no nos damos cuenta que nosotros, con nuestra edad, a veces ni nos entendemos.

Al mío le parecen todos pequeños, y mientras se lo preguntas y lo está pensando se le pasa (jajajaja)

A ponerlo en práctica !!!!

Pelirrojamenterubia

Related Post

Leave a Reply