Un Revistero muy personal

Un Revistero muy personal

No sé vosotras…pero a mí de vez en cuando me da la crisis y necesito hacer algún cambio en casa. A poco que sea, me mola entrar a cualquier estancia y notar algo diferente.

Soy muy de personalizar.., y mi último invento ha sido un revistero para el salón.

Me inspiró el estilo industrial que se lleva ahora y tanto se ve en catálogos y revistas, y se me ocurrió la idea.

La base, una caja de madera en las que surten la fruta a los mercados. ¡Solo hay que pedirla!

A la caja, le puse 4 ruedas que compré en @Ikea y eh voila! . Revistero terminado a falta de la deco.

Como tengo parte del mobiliario del salón en blanco, decidí pintar la base de ese color. Un par de manitas un domingo por la mañana de blanco satinado , y a secar.

Una vez seco, pensé como darle el toque personal, y decidí ponerle los logos de las publicaciones y otras lecturas que tenemos en casa habitualmente.

Estos logos los encargue en vinilo, algo que te hacen en cualquier tienda de impresión de camisetas y no sale caro. Es cómodo porque son pegatinas muy finitas que se adhieren fenomenal.

Una vez puestas, le dais un poquito con el secador de pelo y pasáis el dedo por los bordes para que se queden bien incrustadas en la madera.

¡Pues abajo tenéis algunas fotos del proceso y arriba veis el resultado!

¡Yo estoy encantada porque además tiene muchísima capacidad!

¿Qué os parece? ¿Os gusta?

Terraza peque…y qué. Imaginación al poder

Terraza peque…y qué. Imaginación al poder

Hola hola! Hoy la cosa va de deco!

Como dice @Ikea, terraza pequeña? ¿Que problema hay?

Tengo una terraza peque, de ….3.5*2.50 metros cuadrados.

Es una terraza exterior que es genial, pero da el juego justo para sentarte y tomarte algo al aire libre. Nada de cenas con amigos, ni barbacoas…eso lo hacemos en el patio de la Pelirroja. 😉

Pero ya sabéis q yo no desisto. El tamaño no importa! Y me gusta q cada rinconcito sea especial.

Empecé a darle vueltas a la cabeza, de cómo hacer de mi terracita, un happy córner del que disfrutar.

Y Después de mucho pensar, visualice la solución.

Os cuento cuál fue el plan.

  1. Fui a @Leroymerlin y compre césped artificial. Allí tienen varias calidades y precios, y compras por metros.
  1. Busque una foto con profundidad que me gustara para hacer un mural y cubrir la pared de ladrillo lateral. Elegí un bosque de bambú con un camino que fuera hacia el fondo.
  1. Compre en @Ikea dos butacas de exterior blancas, para darle luz. Y como mesita de centro algo peque. Cogi un puff cubo color plata en @mipuff.es.
  1. Para el esquinazo, cogi una mesilla “de noche” en @la maisondumonde de estilo industrial. Es redonda y alta, y tiene muchísima capacidad. Queda encajada en el esquinazo perfectamente y no ocupa espacio.
  1. Un par de plantitas para dar vidilla, y una lamparita led para dar el toque cálido.
  1. Y para acabar, una tira de vinilo para la barandilla de cristal con el mensaje “happy córner happy hour“.

¿Que os parece? ¿Os gusta? ¡Nosotros somos felices en nuestro Happy córner!