Vacaciones como rituales de tranquilidad

Vacaciones como rituales de tranquilidad

Apenas unas horas y dejaré atrás éste paraíso.

Me he dado cuenta que el marco geográfico es indiferente, que lo que importa es desaparecer de tu monótono entorno diario, y hacer nada, eso, nada.

Mi amigo Tony me dijo un día que tenía que aprender a aburrirme, y en éstos días de desconexión total, he llegado a la conclusión, de que sólo en las vacaciones se puede uno aburrir si sentir que se está perdiendo el tiempo, osea, tener la sensación de no hacer nada y realmente estar disfrutando de eso.

Este año por un tema familiar el destino ha sido cerquita, una hora de avión y voila!!, te encuentras dando un chapuzón en ese cálido agua del Mediterráneo que tanto añoramos los que vivimos en Madrid

Ha habido años de viajes a lugares exóticos, pero si os digo la verdad, en esos me ha faltado esa sensación de paréntesis, de descanso, de relax, de volver con las pilas cargadas….

Con ésto no quiero decir que no vuelva a elegir uno de esos destinos más, ni que no sean mis vacaciones soñadas, sino que ésta otra opción que solemos dejar para cuando nuestros recursos o circunstancias no son muy boyantes, es la más acertada cuando realmente te has tomado esos días  para salvarte la vida del gran mal llamado estrés.

Por supuesto, a favor de los destinos paradisíacos, es que entras en contacto con otras culturas y otras personas y te das cuenta que no hay una única forma de ver las cosas, y eso, eso te hace grande como persona.

Ya ha pasado un buen rato desde que cerré los ojos para disfrutar de ese maravilloso sonido que provocan las olas, y he intentado guardarlo en lo más profundo de mi cabeza para que ahora, cuando llegue a mi monótono destino diario, pueda cerrar los ojos y volver a oírlo, tranquilizarme y recordar que no pasa nada, que no me voy a agobiar porque en breve tendré otros pocos días, escasos pero reconfortantes donde volver a coger fuerzas.

Es hora de terminar, en breve piso el caluroso asfalto de mi querido Madrid. Pero ya me he encargado de hacer una pequeña quedada con esas locas llamadas amigas con las que tomaré unas cañejas y me harán olvidar que mañana, mañana es lunes y hay que volver a la rutina.

 

¡Cremitas al frigo!

¡Cremitas al frigo!

El verano ya llegó, ya llegó, ya llegó…
Hemos cambiado el armario, sacado los bañadores, cambiado botas por sandalias,..pero…
¿Habéis hecho hueco ya en la nevera para las cremas y cosméticos?
Ya llego el verano y la calorina, así que para evitar que nuestras cremitas y algunos cosméticos pierdan sus propiedades, empieza la mudanza.
¿Qué es recomendable trasladar al frigo?
Pues las cremas, los tónicos y lociones faciales, los geles musculares..etc…
Además de conservarse mejor, y no perder su textura y propiedades,  nuestros productos de belleza multiplicarán su efecto calmante y refrescante.
Qué mejor que despues de un paseo bajo el sol de julio, aplicar en la cara un tónico bien fresquito, o masajear las piernas con gel frío al finalizar nuestro día.
Así que, haz hueco en el frigo y programa la mudanza antes de que el calor apriete.
¡Ah! Y avisa a tu entorno,..no vayan a confundir la mascarilla de barros del mar muerto con un paté de campaña,…jejeje
¡Buen verano, y buena mudanza!
Living in London

Living in London

La semana pasada me tocó ir a renovar el carnet de identidad que llevaba caducado 3 meses, si, como os lo cuento, y no por culpa mía, sino porque estaban todas las comisarías saturadas de citas previas.

Después de probar con muchas, por fín encuentro una que me dan para una semana vista, en la comisaría de Santa Engracia.

Estuve de suerte porque a pesar de llegar tarde me atendieron enseguida y en menos de 10 minutos ya lo tenía en mi poder.

Como me sobraba una horita antes de entrar a trabajar, camino de la estación de metro de Alonso Martínez me dije, voy a ver si encuentro un sitio chulo donde tomar un refrigerio y hacer tiempo.

Pues mira por donde no tuve que andar mucho, me llamó la atención el servicio de té de porcelana taaaaan bonito que había encima de una mesa de una pequeña terraza.

Miré hacia dentro del local y me pareció muy acogedor.

“Living in London”, así se llama el sitio.

Me gustó cómo cuidan todos los detalles, la vajilla, el mobiliario, en general toda la decoración. Me recordó a una casita de muñecas de las que he tenido de pequeña, con papel en la pared, cuadros antiguos, lámparas de araña y madera, mucha madera.

Dispone de una pequeña tienda donde podéis encontrar todo tipo de productos ingleses, desde galletas, mermeladas, una gran variedad de tés, y hasta cuberterías y cosméticos….

La carta es extensa, dudé ante tantas cosas apetecibles, pero como soy golosa a más no poder, me decanté por una porción de carrot cake y un té frío.

Los precios, pues hombre, no son los de mi barrio, ni tampoco lo pretendía, pero para estar en una zona tan céntrica como es Chamberí, no es para tanto.

Además parte de los beneficios se destinan a un proyecto solidario en el Valle de Mangola Chini, en Tanzania.

Lugar más que recomendable !!!

 

En cuestión de huevos,…el tamaño no importa

En cuestión de huevos,…el tamaño no importa

¡¡Pues amig@s!! Hoy venimos a hablar de esos deliciosos alimentos que son los huevos, y a desmitificar el tema del tamaño.

No sé vosotr@s, pero yo siempre llego al súper, busco los “L” o “XL”, pensando que son los mejores huevos por ser más grandes.

Pues no, sr@s, estoy más que equivocada, y así nos los han aclarado algunos productores con los que PR se ha reunido recientemente.

Los huevos más grandes están puestos por las gallinas más viejitas. Además, el precio más alto, no proviene tampoco del tamaño. Upps, otra equivocación. Son más caros porque las gallinas más viejitas ponen menos huevos, pero a la vez comen más, por lo que les cuesta más caro su mantenimiento a las granjas. Y además de eso, son huevos de cáscara más fina y se conservan por ello peor.

Por el contrario, los huevos más pequeños proceden de gallinas jóvenes, son de cáscara más resistente, y a veces encima, nos sorprenden con dos yemas.

El consejo de los expertos es comprar los huevos de tamaño M y L, que proceden de gallinas que están en su mejor momento de producción.

Así que sr@s, parece que todo apunta a que… en cuestión de huevos, ¡el tamaño no importa!

Tres en Raya y entretenles

Tres en Raya y entretenles

En vista de las vacaciones que se acercan y pensando en el mismo problema de todos los años, he decidido buscar un entretenimiento y evitar así la guerra que dan como no se queden dormidos en el viaje. A quien no le suena la frase: “ mamaaaaa, cuanto queda …..” y esto empiezan a decirlo llevando 40 km hechos……. imaginate !!

Uno de los juegos de mesa que no necesita mucho espacio es el de las tres en raya.

Para este DIY no necesitas apenas materiales, van a ser fáciles de encontrar y como siempre, lo que más nos gusta, que es muy baratito.

Materiales:

  • 6 piedras planas o lo más planas posibles
  • Una bolsita opaca de tela
  • pintura para tela o un rotulador de punta gorda

Parto de la base que todo el mundo ha jugado alguna vez o por lo menos sabe de qué va el juego.

Tres de las piedras llevaran una X y las otras tres un O

En la bolsa pintaremos las líneas haciendo así el tablero

Y ya está !! Dejaremos secar en el caso que lo hayamos hecho con pintura y sino, listo para guardar y meter en la maleta.

Esperamos haberos dado una buena idea .

 

Somos HELPERS !!!

Somos HELPERS !!!

“ Todos los acontecimientos importantes en el mundo, ocurren cuando alguien hace más de lo que le toca hacer”

Hemann Gmeiner

Fundador de Aldeas Infantiles SOS

Pelirrojamenterubia tiene un lado muy solidario. En esta ocasión hemos decidido colaborar con nuestro granito de arena en una asociación de ayuda a los niños, que son los más castigados e indefensos de la desigualdad de este mundo, como es “Aldeas Infantiles”

Desde este momento pertenecemos a los llamados HELPERS, como su propio nombre indica, AYUDANTES, y nos sentimos muy orgullosas de ello.

Queremos aprovechar la oportunidad que tenemos através de éste medio de despertar la conciencia de todos.

Nuestro individualismo y nuestras preocupaciones del día a día, nos impiden valorar lo afortunados que somos en contraste con el sufrimiento que diariamente se muestra en los medios de comunicación, a los que no hemos hecho inmunes.

El aporte es insignificante, desde un euro al mes, no hay excusa que valga para negarse a colaborar y apoyar a todos esos voluntarios que altruistamente dedican lo más valioso en la vida que es su tiempo.

A continuación os queremos robar 5 minutos de los que soléis invertir en vuestras redes sociales, para que comprobéis a que se dedica esta gran familia de Aldeas Infantiles.

http://www.aldeasinfantiles.es

Con que una persona de todos vosotros reaccione, nuestra labor habrá surtido efecto.

Para que esto llegue a tener la máxima repercusión, os agradeceriamos que pudieseis compartir y hacer participe así a muchos mas corazones.